Vie, 07/08/2015 - 11:40 h. jennypauleop

BURBUJA LITERARIA

 

La burbuja literaria es un concurso anual en el que participan todos los alumnos, desde los más “peques” hasta los más grandes del centro.

Podemos recoger muchos distintos tipos de opiniones sobre el concurso. A muchos no les gusta que sea obligatorio, a otros por el contrario les agrada este concurso, puesto que se lo toman como una especie de competición entre los compañeros. Pero una cosa en la que nunca reparamos es que este concurso activa nuestra imaginación y nos ayuda a mejorar nuestra expresión escrita, así que no se puede decir que es una pérdida de tiempo.

Creo que todos los lectores de esta revista saben de qué trata este concurso, pero por si acaso haré un pequeño resumen.

Lo primero de todo es saber que se hace en horario escolar, en ningún momento se lleva a casa, para evitar que haya ayuda externa y deje de ser la imaginación y la expresión escrita del alumno la que más tarde se evalúe. Por eso el tema del que van a tratar las obras se dirá ese mismo día.

Otra cosa que hay que destacar es que no sólo se pueden escribir relatos breves (narrativa), sino que cada uno puede optar entre tres categorías diferentes para que cada alumno tenga más opciones. Estas categorías son: poesía, cómic y narrativa. Esta última es la más utilizada, puesto que suele ser la más fácil de hacer.

Una vez hecha tu obra llega el momento de hacer la portada y poner en un sobre tu seudónimo, donde también irá tu nombre y curso por dentro por si luego hay cualquier problema.

¿Quiénes corrigen la Burbuja? Los mismos profesores se distribuyen los trabajos de las clases y son ellos los que evalúan y eligen a los respectivos ganadores.

El siguiente paso en este camino del concurso es la tensión y los nervios que se sienten el día de la apertura de los sobres, donde se indicarán los ganadores correspondientes.

Esto se hace el lunes de la semana en la que son las fiestas de nuestro colegio, y los premios se dan el  viernes o el sábado de la misma semana.

Los trabajos se evalúan por clases y por categorías, por lo que un año puede haber premios de cómic en una clase y en otra no, dependiendo si ha habido participantes de esa modalidad y si eran lo suficientemente “buenos”. 

¿Cómo es esta apertura de sobres? Los alumnos bajamos al salón de actos dividiéndonos en dos grupos: primero bajan los de infantil y los de primaria, y luego bajan  los de la ESO. Una vez allí, los profesores correspondientes van leyendo los seudónimos de los ganadores de cada clase y de las distintas modalidades, si hay.

Hay veces que se leen algunas obras, si han destacado sobre  las otras.

Yo creo que prácticamente todos nos preguntamos por qué no devuelven las burbujas, o qué hacen con ellas. Sólo puedo decir que guardan todos los ganadores, pero con el resto es un interrogante abierto, un secreto que está bajo llave, parece ser.

Una vez llegado el viernes o el sábado, estás quizá todavía más nervioso que cuándo abrieron los sobres porque tu pequeño subconsciente  te hace pensar que va a salir algo mal, por ejemplo, que al subir al escenario te caerás o cosas por el estilo.

Una vez finalizada esta gala, se puede decir que se ha acabado la Burbuja Literaria de ese año, y muchos esperamos a que empiece ya la del siguiente curso.

 Andrea Gómez 3º B ESO

Curso 2014-2015